Se desarrolló una jornada informativa sobre el impacto de la traza definida para el puente Paraná-Santa Fe

  • 2018-04-10
  • Prensa
  • Imprimir

    La actividad, titulada Sí al puente, no en la ciudad, se llevó a cabo este lunes por la tarde en el Recinto, y se abordaron diversos aspectos críticos de la traza definida para la nueva conexión física Paraná-Santa Fe.

    Durante el encuentro expusieron Lisandro Zapata Soñez y Patricia Pajares, representantes del Movimiento Despierta Paraná, Pablo Folonier abogado ambientalista,María Paula Armándola, integrante Entre Ríos Entre Arroyos, José Carlos Bozetti buzo profesional que formó parte del equipo que construyó el Tunel Subfluvial, Daniel Verzeñassi, del Foro Ecologista Paraná, y Francisco Sobrero, miembro del Foro de Debate Metropolitano de Santa Fe.

    En la apertura de la actividad, el Presidente de la Cámara, Sergio Urribarri, agradeció la presencia de legisladores nacionales  y provinciales, dirigentes políticos y organizaciones sociales; y destacó el trabajo que viene realizando el Movimiento Despierta Paraná “con compromiso social, mucho respeto y perseverancia”.

    Respecto de la temática señaló la necesidad de “recuperar la esencia y el propósito que para nosotros tenía el proyecto cuando  nos dispusimos a trabajar en él durante mi gestión como gobernador, y que eran absolutamente diferentes a los que se le está dando hoy”. Explicó que el objetivo era “promover el posicionamiento estratégico de la Región Centro, el desarrollo de las economías  regionales e incrementar la competitividad de los municipios que integran la zona. Era parte de un sistema de obras de infraestructura entre las cuales se encontraban la autovía de la Ruta Nacional 18, el Aeropuerto Internacional de Cargas y el Mercado Concentrador  Mayorista y Minorista; y era muy importante también para el desarrollo del Puerto de Diamante”.

    En este sentido, Urribarri criticó el accionar del Gobierno Nacional respecto de la traza impuesta en tanto “tomó una decisión  definitiva sin haber debatido con la comunidad”. “Una obra de esa magnitud debería ser una construcción colectiva porque su alcance es multidisciplinar y multisectorial, y no se puede encarar sin priorizar el impacto ambiental. Hay que pensar en las futuras  generaciones”, manifestó.

    Al evento asistieron diputados provinciales, los diputados nacionales Julio Solanas y Juan Manuel Huss; la ex intendenta de Paraná,  Blanca Osuna; y el ex ministro de Producción, Roberto Schunk, entre otros dirigentes.


    Disertaciones
    La introducción de la problemática estuvo a cargo de Lisandro Zapata Soñez y Patricia Pajares, miembros del Movimiento Despierta  Paraná, quienes expusieron las diversas trazas propuestas oportunamente y explicaron por qué la impuesta en la actualidad es desaconsejada. Destacaron que en principio las decisiones eran compartidas con la ciudadanía y que a partir de 2016 dejaron de serlo,  señalando de esta manera que “están de acuerdo con la obra pero no con la ubicación escogida, ni el accionar de las autoridades, dado que les parece que una infraestructura del siglo XXI necesita consenso social y participación ciudadana”.

    Pablo Folonier, abogado ambientalista, agradeció a los legisladores la oportunidad de establecer un diálogo democrático. Habló  de defender los derechos legítimos de la provincia y criticó “las ideas digitadas desde la lejanía”, enumerando las normativas municipal, provincial y nacional que serían quebrantadas si se concreta el proyecto. “Son los ámbitos de la democracia simbolizados  en este Recinto los que aseguran que unos pocos no vulneren los derechos de todos. Esta situación puede remediarse con la participación de la comunidad y el diálogo de saberes, para alcanzar una solución que concilie la sustentabilidad y el progreso”, manifestó.

    María Paula Armándola, integrante de Entre Ríos Entre Arroyos, expuso acerca de la planificación estratégica territorial que demanda  la sociedad mundial en la actualidad y representa un nuevo paradigma de la sustentabilidad. En este aspecto consideró que si se modificara la traza elegida para el puente, no se verían afectados los beneficios comerciales que genera, asegurando que “el corredor  bioceánico se puede hacer igual más arriba o abajo, es cuestión de tener identidad, de planificar nuestro territorio y de valorarnos”.

    José Carlos Bozetti, buzo profesional que formó parte del equipo que construyó el Túnel Subfluvial Raúl Uranga-Carlos Sylvestre  Begnis, explicó el modo de funcionamiento de éste último y la forma en que se vería perjudicado con el proyecto en cuestión, puesto que afectaría la zona de seguridad prevista para su preservación.

    Daniel Verzeñassi, del Foro Ecologista de Paraná, respaldó los dichos de Bozetti y además criticó al ministro de Transporte de  la Nación, Guillermo Dietrich, por intentar minimizar la lucha de los vecinos en la causa y asegurar que estaban hechos todos los estudios correspondientes, cuando según Verzeñassi, “no hay investigación que pueda sacar conjeturas del río Paraná dado que éste  es impredecible”. En referencia a la presencia ciudadana en el encuentro, manifestó: “Esta convocatoria de hoy en el Recinto es una expresión de resistencia”.

    Finalmente, Francisco Sobrero, miembro del Foro de Debate Metropolitano de la ciudad de Santa Fe, invitó a unir los movimientos sociales de Paraná y de la vecina localidad, y también denunció desinformación por parte de los funcionarios santafesinos. “Si se unen ambas ciudades podría significar un hecho político e institucional importante”, dijo.