Se dictó el curso Hagamos un buen papel:reciclaje solidario e inclusivo

  • 2019-09-26
  • Prensa
  • Imprimir

    Este jueves se realizó el segundo curso del programa Hagamos un buen papel de la Fundación Eco Urbano en el marco de la política de modernización y despapelización de la gestión pública que impulsa la Cámara de Diputados

    La actividad dirigida a los empleados legislativos contó con la presencia del Subsecretario de Ambiente de la provincia Lucio Amavet, el presidente del Instituto de Promoción de Cooperativas y Mutualidades de Entre Ríos Ricardo Etchemendy, y la participación de los integrantes de la Cooperativa Un Sueño Cartonero junto a los miembros de la Fundación Eco Urbano de Paraná quienes promueven el cuidado del ambiente y el reciclaje solidario e inclusivo entre los recicladores urbanos y la administración pública provincial.

    El propósito de la iniciativa fue reconocer la importancia de las buenas prácticas ambientales y una correcta separación de los residuos, asumiendo el compromiso del reciclado y la recolección entre las instituciones públicas y los recuperadores de la cooperativa de trabajo Un Sueño Cartonero del barrio San Martín de Paraná.
     
    En el proceso de reciclado, los trabajadores de la cooperativa pasarán periódicamente por las oficinas para recolectar el papel y cartón en desuso que los empleados de la Cámara de Diputados separen del resto de los residuos, lo que permitirá efectuar una gestión más eficiente de los materiales reciclables.
     
    En ese marco, cada oficina administrativa y repartición de la legislatura deberá  implementar de manera responsable la gestión de los residuos, incorporando en sus prácticas cotidianas la minimización y separación los materiales reciclables para disponer de entornos más saludables en el ámbito de trabajo.
     
    Despapelización
    El programa de despapelización de la gestión pública que impulsa la oficina de Modernización Legislativa  busca fomentar la disminución del uso del papel, la optimización del tiempo  y espacio físico para la simplificación y dinamización de los procesos administrativos. Para ello, se promueve el cuidado del ambiente a través de un uso responsable del recurso del papel, con el objetivo de disponer de entornos más saludable en las tareas diarias para los trabajadores.